domingo, 28 de septiembre de 2014

Jugo de arándanos casero



Ingredientes

Arándanos 4 tazas
Jugo de limón fresco
Azúcar rubia orgánica
Agua



Instrucciones

  • Coloca dos tazas de agua y una cucharada de jugo de limón en el vaso de la licuadora.
  • Agrega 4 tazas de arándanos frescos. Licúa a velocidad media por 2 o 3 minutos, o hasta que el líquido se haya espesado y no se vean trozos sólidos a simple vista.
  • Coloca el vaso tapado de la licuadora en la nevera y déjalo allí toda la noche. Sácalo a la mañana siguiente y cuela el líquido a través de un colador fino de alambre en una olla mediana. Descarta todos los trozos sólidos.
  • Agrega 1 taza de azúcar a la olla y calienta a fuego medio por 1 o 2 minutos o hasta que el azúcar esté disuelta.
  • Retira la olla del fuego y agrega 1 taza de agua fría. Puedes agregarle más o menos agua, eso depende de tu gusto. Menor cantidad de agua te dará un zumo más dulce.
  • Transfiere el zumo a una jarra y enfríalo en la nevera antes de servirlo. Agrega cubos de hielo, si quieres, para acelerar el proceso.
  • Puedes guardae el zumo de arándanos en la nevera por tres días antes de tirar lo que haya sobrado.
  • Aprovecha los restos que te queden en la licuadora y agrega unas frutillas para hacer un licuado con ellas.
  • Para quienes son diabéticos o están a dieta, en lugar de azúcar usa un edulcorante apto en cada una de las porciones que sirvas, de acuerdo al gusto del que lo vaya a tomar.

Publicar un comentario