lunes, 15 de septiembre de 2014

La enzima prodigiosa

Una muy querida vegana me regaló este libro que me está permitiendo aprender a conocer nuestro organismo y con ello me sorprendo de los errores que cometo, que cometemos, cuando nos alimentamos.

Por eso voy a ir compartiendo algunos pasajes que me sorprendieron y que trataré de aplicar para preservar la salud, la juventud, la vida.


A quienes puedan comprar el libro se los recomiendo especialmente, y sepan que es muy fácil de leer y de comprender. Pero lo más importante es que está escrito por el primer médico que realizó una cirugía de colon sin incisión abdominal, o sea una colonoscopía; es el Doctor japonés Hiromi Shinya.




COME ALIMENTOS QUE TENGAN MUCHAS ENZIMAS

"Desde niño tuve la habilidad de llevarme bien con todos los perros. No es muy difícil. Todo lo que tienes que hacer es poner un poco de saliva en la palma de la mano y dejar que te lama. Al hacerlo, inmediatamente harás amigo de cualquier perro.

 He criado a muchos perros desde que era pequeño y sé que les gusta lamer la boca de la gente. Al preguntarme la razón de esto por casualidad me di cuenta de que les gusta la saliva. Cuando probé mi teoría, todos los perros que encontraba movían la cola con alegría. Yo era un niño cuando comencé a usar este método para hacer amigos, uno por uno, con los perros del barrio. Por supuesto que en esa época no entendía por qué a los perros les gustaba tanto la saliva. Ese misterio se resolvió cuando me hice médico y empecé a fijarme en las enzimas.
 —¡Eso es! ¡Los perros buscan las enzimas de la saliva! 
A partir de ahí también comencé a ver que todos los animales buscan enzimas.

En los últimos años las enfermedades en las mascotas han aumentado y te puedes imaginar por qué. La causa es la comida de mascotas. La comida de mascotas supuestamente provee de una nutrición equilibrada, pero esta afirmación está basada en las teorías de nutrición modernas que ignoran persistentemente a las enzimas.Aun si la comida contiene las suficientes calorías y nutrientes como
vitaminas, minerales, proteínas y grasa, si no contiene enzimas, los seres vivos no se pueden mantener. Esas preciosas enzimas son sensibles al  calor y se descompondrán entre los 48 y los 115 °C. A pesar de eso, la comida de mascotas siempre se calienta durante el proceso de fabricación, sin importar si es en lata o en seco. En otras palabras, las enzimas se pierden durante el proceso de fabricación. 
Los animales salvajes no comen comida que ha sido calentada; en el futuro creo que será evidente que muchas clases de enfermedades de las mascotas estarán también relacionadas con su estilo de vida.
El problema de la comida de las mascotas se aplica de igual forma a los seres humanos.
En la actualidad los nutricionistas se concentran en las calorías y los nutrientes.
«No consumas muchas calorías y trata de mantener una dieta equilibrada». Éste es el mantra de los dietistas modernos."



También lo pueden descargar gratuitamente a través de este link:  La enzima prodigiosa en PDF  

Y aquí les dejo este video del Dr.Shinya sobre "The Power of Water":






Publicar un comentario