martes, 13 de enero de 2015

Reutilizando saquitos de Té.

Si eres fan del Té, imagina cuántos cientos de saquitos de té usamos y tiramos al año, y que podríamos haber reutilizado en nuestro hogar para aprovechar aún más sus beneficios.
Si no tienes idea de estos usos a los que me refiero, te cuento cuales son, o probablemente algunos ya los conoces y quizás te sorprendas con otros.

Reutilizando Té
Saquitos de Té

En el jardín

Recuerdo que había una zona en el jardín de mi abuela en donde la tierra estaba mucho más negra y suelta, y las plantas se veían espléndidamente verdes y vigorosas. Y es que todas las mañanas mi abuela esparcía allí la yerba del mate que ya había tomado, los restos de café y por supuesto los saquitos de té ya usados. Siendo yo una niña me llamaba la atención que tirara allí estas sobras y no en la basura como se hacía en mi casa, pues claro yo vivía en un apartamento. Luego siendo ya adulta recordé aquella rutina entrañable que seguía mi abuela y comprendí que ese era el motivo por el cual sus plantas siempre estaban más bellas.

Por ejemplo, para evitar que se formen hongos, podemos colocar los saquitos de té usados en un recipiente con agua, esperamos que se coloree el agua y la utilizamos para riego. También podemos aprovechar los restos de té que quedan en las tazas y regar con ellos las macetas.

Para fertilizar la tierra, abrimos los saquitos y esparcimos el té en la tierra. Esto también ahuyenta insectos y ratones.
Y claro que también puede usarse como ingrediente del compost casero.

En los armarios

Colocando los saquitos de té secos en los armarios y cajones, alejamos a los insectos y arácnidos que no queremos en estos lugares, pues a ellos no les gusta el olor a té. Incluso podemos colocar unas gotitas de aceite esencial de menta en los saquitos para potenciar el efecto repelente.

En la limpieza

Para limpiar la alfombra se dejan secar unas bolsitas de té usadas hasta que quedan un poquito húmedas, luego se abren y se coloca el té sobre la alfombra. Luego que esté bien seco, se barre o se aspira.

Para limpiar vidrios y cristales, se colocan los saquitos usados en remojo hasta que el agua quede teñida y con ella puedes rociar la superficie a limpiar en vez de utilizar un producto de limpieza.

El mismo procedimiento anterior, pero con agua caliente, se puede aplicar como desengrasante de vajilla y para purificar los desagües.

Como lustramuebles

El contenido de los saquitos sirve para dar brillo a la madera y para pulir pisos, simplemente esparciendo el té sobre la superficie que desees lustrar y luego frotando con un paño seco..

Como aromatizador

Para evitar feos olores, podemos colocar los saquitos en la heladera, en el tarro de la basura y hasta mezclarlos con las piedritas sanitarias de los gatitos.

Si tienes zapatos que generan mal olor, sobre todo los que son sintéticos, también puedes colocarle un saquito a cada uno.

Como el saquito de té absorbe los aromas podemos añadirle unas gotitas del aceite esencial que más nos guste y perfumar los armarios y hasta el auto. Hay que colgarlo con cuidado del hilito que traen.
Te recomiendo usar aceite esencial de lavanda como antipolillas para lo roperos y algún aceite cítrico para la heladera.

Si estuviste cocinando con ajo, cebolla o pescado, y te quedó el olor en la mano, frótalas con los saquitos de té usados.


Bueno después de leer todo esto apuesto a que nunca más vamos a tirar estos saquitos, sobre todo teniendo en cuenta que a veces tomamos té de alguna marcas que son muy caras. Hay que sacarles mayor partido!
Eso si asegúrate de que los saquitos no tengan hongos ni tengan mal olor.
Luego me cuentan si alguno de estos tips les dio resultado.


Publicar un comentario