domingo, 21 de septiembre de 2014

Té Blanco. El menos procesado.


taza transparente con té blanco en hebras


El Té Blanco es un tipo de té muy selecto, ya que su proceso de elaboración es mínimo y artesanal para preservar sus propiedades, evitando la oxidación. Ciertamente es una de las variedades más desconocidas del té y no goza de la popularidad de su pariente el té verde por lo que me he propuesto difundirlo ya que sus beneficios son mucho más potentes, aunque tal vez se hayan realizado menos estudios científicos al respecto, y éste puede ser uno de los motivos de su escasa difusión.


Se prepara solamente con las hojas seleccionadas más tiernas del brote de té Camellia Sinensis, llamadas yemas o golden-tips. No pasa por el proceso de marchitado y enrollado como los demás; solamente se seca al sol. Su nombre se debe a que estas yemas están recubiertas por un vello blancuzco.
Es originario de China, donde se produce el 90% de Té Blanco a nivel mundial. Se dice que antiguamente, durante la dinastía Song, éste era un té destinado solamente al Emperador pues se pensaba que contenía el secreto para la vida eterna. 
Eran seleccionados los mejores y más jóvenes brotes de la primavera, luego cortados y manipulados a mano con guantes blancos y tijeras de oro, para no profanar el poder sagrado que se le atribuía. 
Se necesitan más de 90.000 brotes para obtener 250 g de Té Blanco. De ahí que su consumo por parte del resto de la población era castigado con la pena capital. Y en la actualidad no se "castiga" pero es uno de los motivos por los cuales su precio es tan elevado. Además su calidad se mide por la cantidad de yemas que contiene.
Posee más nutrientes que el té verde o el té negro.
Hasta el momento probé sólo 2 marcas de Té Blanco que parecen confiables y auténticas Twinings y Dilmah. Hay otras marcas en el mercado que son muy económicas por lo cual sería imposible que se trate de un té auténtico, además se nota la diferencia al abrir el saquito. Así que tengan cuidado cuando lo compren. Por otro lado sería mucho mejor conseguir el té suelto y no en saquitos porque en éstos puede haber mezclas e impurezas indeseadas.

Su alta calidad lo convierte en un producto muy apreciado, con un sabor suave, fresco y afrutado.
No tiene sabor amargo, ni resulta astringente. Tiene una fragancia limpia y un color muy tenue.

El contenido en cafeína del Té Blanco es realmente muy bajo, y su contenido en sustancias antioxidantes como los polifenoles,  catequinas, taninos, etc. son muy superiores a los demás tipos de tés, incluido el  té verde.
El Té Blanco ha sufrido muy poca oxidación y sus hojas secas conservan su color verdoso claro casi plateado.Una de las variedades más conocidas, aunque no sería 100% pura, es el Pai-Mu-Tan ( White Peony en inglés). 
                


hebras de té blanco con leyenda de fondo
Foto: teavana.com
            
            BENEFICIOS DEL TÉ BLANCO
             
            - Antioxidante y Anticancerígeno:  Ésta es su principal propiedad, debido a su enorme riqueza en polifenoles, superior a la de otros tipos de té, incluso 3 veces superior al verde. Los polifenoles son los responsables de los efectos del té para proteger las células de la oxidación. Es decir que es un excelente aliado para combatir el envejecimiento celular. Por su contenido en antocianidinas, es un buen protector en casos de cataratas. A los fumadores también los protege del daño producido por el humo del cigarrillo. Estudios de la Universidad de Kingston (Londres) revelan que además de su alto poder antioxidante, contiene extractos que protegen a las proteínas de la piel; colágeno y elastina. 
Según la Sociedad Americana del Cáncer, el consumo de Té Blanco también puede reducir el riesgo de recurrencia para los sobrevivientes de cáncer de mama.
La Universidad del Estado de Oregon también publicó un estudio epidemiológico informando que el Té Blanco contiene altas cantidades de antioxidantes como la catequina. Este antioxidante de alta potencia inhibe el crecimiento de células cancerosas. Beber té blanco regularmente puede reducir el riesgo de cáncer de estómago, hígado, piel, mama, colon, próstata, pulmón, esófago, páncreas y de ovario según estudios con animales.

            - Tónico :  El Té Blanco combate la fatiga física y mental. Aumenta la capacidad de concentración y memoria sin embargo,es el que menos teína contiene , por lo que nos beneficiamos, sin los riesgos excitantes de la teína.


              -Antibacterial y Antiviral Su contenido en Fluoruro previene la formación de placa dental.y fortalece los huesos Los antioxidantes presentes en el Té Blanco pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo la incidencia en determinadas infecciones y crecimiento de hongos.

            - Adelgazamiento : . Investigadores alemanes han descubierto que el consumo regular de Té Blanco puede ayudar a prevenir la obesidad y fomentar la pérdida de peso. Los investigadores expusieron las células grasas humanas cultivadas en laboratorio (adipocitos) ante un extracto de Té Blanco. Ellos encontraron que la exposición al extracto de té causó una disminución en la actividad entre los genes asociados con la formación de nuevos adipocitos, y promovió descomposición de las grasas también.

            - Sistema nervioso : Por su bajo grado de oxidación, el Té Blanco conserva la mayoría de aminoácidos y antioxidantes de la planta del té. Entre ellos destaca la teanina, un aminoácido que además de dar sabor a la bebida, tiene propiedades neuroprotectoras y puede ser útil en el tratamiento del estrés y la ansiedad.

            - Disminuición del colesterol y salud cardiovascular : El Té Blanco es el más recomendado para prevenir problemas de mala circulación , hipertensión, triglicéridos altos o colesterol alto, debido a su contenido muy bajo en cafeína. Según un estudio de 2001 publicado en el "American Journal of Epidemiology". Componentes tales como catequinas ayudan a dilatar los vasos sanguíneos lo que permite una reducción en la presión arterial y un mejor flujo de sangre por todo el cuerpo. El Té Blanco contiene la mayor cantidad de catequinas en comparación con el té verde y negro. La investigación publicada en 2002 en el "Clinical Science Journal" demostró que las personas que bebían cualquier tipo de té tuvieron una marcada reducción en los niveles de colesterol en suero.



PREPARACIÓN DEL TÉ BLANCO


  •  El Té Blanco se infusiona a temperaturas bajas porque es suficiente para extraer su sabor y de esta forma mantiene sus propiedades (infusión a 60 - 70ºC).
  •  Nunca se debe llevar a ebullición. 
  • Tapar y dejar reposar hasta 7 minutos.
  • No debe combinarse con otros tipos de té o hierbas, porque perderá sus propiedades.
  • No endulzar.








PRECAUCIONES CON EL TÉ BLANCO

En grandes cantidades, el té podría reducir los niveles de potasio y puede causar problemas gastrointestinales, como náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.
El té también puede interferir con los efectos anticoagulantes de tratamiento Warafarin.
También reduce la absorción de fuentes vegetales de hierro en la dieta. Las personas anémicas deben limitar el consumo de té al comer alimentos ricos en hierro.

Hay una teoría del Dr.Hiromi Shinya que se refiere a la presencia de taninos en el té.
Los taninos son fácilmente oxidados,por lo cual, dependiendo de cuánto estén expuestos al agua caliente o al aire, se pueden convertir en ácido tánico con facilidad. Más aún, el ácido tánico funciona como coagulante de proteínas. Esta teoría dice que el té que contiene ácido tánico tiene un efecto negativo sobre la mucosa gástrica y las membranas mucosas que recubren el estómago, se van desgastando haciendo que el individuo tenga problemas estomacales como las úlceras .Es conocido el hecho de que los cambios por atrofia crónica o la gastritis crónica se pueden convertir en cáncer estomacal.
Siempre consulte a su médico.


Mi conclusión
Tomar no más de 2 tazas de Té Blanco por día, y consumir además alimentos que protejan la membrana de nuestro estómago (por ejemplo la avena). Y no consumirlo con el estómago vacío.


TIP DE BELLEZA

Varias marcas de la industria de la cosmética ya tienen a la venta  productos con Té Blanco: sombras para ojos con efecto alisante, cremas faciales, lociones corporales, etc..

Gastando mucho menos podemos beneficiarnos con el Té Blanco para la belleza utilizándolo directamente: Impregnar un algodón en infusión de Té Blanco y pasarlo suavemente por el cutis recién exfoliado para cerrar los poros y dejar la piel más tersa e iluminada.






Fuentes: science.naturalnews.com; La enzima prodigiosa; livestrong.com;botanical-online.com; cafeyte.about.com



Publicar un comentario