jueves, 18 de septiembre de 2014

Kinoto o naranja china.

                           





Es época de kinotos y comienzan a aparecer en algunos supermercados y tiendas.
Prestemos atención a algunos de sus beneficios y propiedades


Contiene fibra pectina, vitamina C y aceite esencial rico en limoneno (especialmente la piel) .







Se le atribuyen propiedades:

Antidiabéticas

Esta propiedad se debe a los flavonoides presentes sobre todo en su piel. Disminuye los niveles de azucar en sangre y colabora en la prevención de enfermedades asociadas a la diabetes como cataratas, glaucoma e hipertensión.

Antibióticas

Además de vitamina C, posee compuestos fenólicos con acción antibacteriana por lo que resulta decuado para prevenir resfriados, gripe e infecciones

Expectorantes

Ayuda a expulsar las secreciones, disminuye la inflamación y calma el dolor de garganta irritada por la tos.También contribuye a tratar alergias y ataques de asma.

Sistema cardiovascular:

Por ser el único cítrico que se consume con la piel, aporta todos los beneficios de los flavonoides que esta contiene. Su cáscara contiene más flavonoides que el jugo, porque no se disuelven en el líquido y resultan más asimilables en la cáscara. A estos beneficios se le suma la riqueza en vitamina C de la pulpa. Favorecen la circulación . Sus antioxidantes ayudan a conservar la fuerza y la elasticidad de los vasos sanguíneos, así como prevenir la formación de coágulos


Tranquilizantes

Su aceite esencial es rico en limoneno, con propiedades sedantes y tranquilizantes. Sus hojas en infusión para tratar retorcijones de origen nervioso.





Guarnición con kinotos.


Para que no les pase lo que a mi,  que compré kinotos porque estamos en temporada y luego no sabía que hacer con ellos,  porque me resultaron muy ácidos para comerlos solos, les dejo esta receta que finalmente encontré, pues la mayoría de las recetas que hay son para almíbar o mermeladas, y esto en verdad no es mi estilo.






Ingredientes:

10 kinotos cortados en pequeñas rodajas
1/2 cebolla colorada picada
1 diente de ajo triturado
1 toamate sin semillas cortado en cubitos
1 trozo de 4 cm de jengibre freso picado
vinagre de manzana
perejil picado (hojas y tallos)
aceite de oliva
pimiento o ajíes picantes
sal


Preparación

Se mezclan todos los ingredientes y se dejan reposar 1 hora, tapado, en la heladera.
Servir sobre una tostada o canapé, o también para acompañar papas cocidas o verduras a la plancha.








Publicar un comentario